dimecres, 28 de setembre de 2016

La flipped classroom marida con todas las metodologías activas

Uno de los aspectos más positivos del curso de Flipped Classroom que estoy haciendo es que me ha reforzado la idea de que Flipped Classroom marida de maravilla con todas las metodologías activas. Cuando planifiqué la primavera pasada el curso de cuarto que estoy haciendo lo asenté sobre dos pilares: la clase invertida y un proyecto que se podría calificar como ABP o STEM, del que ya he comentado en una entrada anterior. 

Cuando comencé el curso no sabía que me iba encontrar. ¿Sería sólo preparar vídeos? Afortunadamente no lo es y las metodologías activas están presentes en cada momento. En el curso se nos habla de  gamificación (de la que ya tuve una experiencia el curso pasado), del aprendizaje basado en la resolución de problemas, del aprendizaje basado en proyectos y de como esto se relaciona con la clase invertida. En algunos momentos creo que la documentación que se nos da es demasiado simple, como en el caso de la gamificación, pero entiendo que es porque el curso trata de abrir puertas y que ampliemos más tarde en estos temas. Me encanta la idea de que todas las metodologías activas estén conectadas.

Me parece interesante una actividad en que proponemos en un foro como utilizaríamos la gamificación en nuestro proyecto y que propongamos dos soluciones a un problema para el que creamos útil usar la gamificación. En mi caso he escogido como la gamificación puede ser útil para que el alumno sea puntual en la entrada de los trabajos. El curso pasado, en mi primera experiencia gamificando más de un 90% del alumnado de tercero de ESO entregó sus tareas a tiempo y eso en gran parte debido a un sistema de incentivos y premios en forma de insignias que diseñé con la gamificación. Aunque de momento solamente he interaccionado con una compañera en el foro, me parece muy interesante esta actividad porque nos permite analizar diferentes problemas a tratar con la gamificación.

Respecto a la actividad que más interesante me ha resultado hasta el momento del curso es el rediseño de una de las actividades en la materia que impartes para que suba un peldaño en la Taxonomía de Bloom. En el enlace está mi propuesta de la que estoy muy contento porque está funcionando muy bien con el alumnado de cuarto y supone un primer paso decisivo para poner en funcionamiento el proyecto del huevo. Una reflexión final es que para poder aplicar metodologías activas no hay que inventar de cero, hay que reciclar de manera inteligente actividades que hemos hecho siempre y en este sentido reflexionar a partir de la Taxonomía de Bloom puede ser muy útil.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada